El PSOE nunca está en recesión

El PSOE nunca está en recesión

A estas alturas – 13/01/2009 – pocos castellonenses ignoran que el portavoz del PSOE en la capital de La Plana no está en crisis ni en recesión, y mucho menos en depresión. Ya nos gustaría estar como él, con dos sueldazos y sense pegar brot, salvo hacer una que otra crítica a personas que están trabajando por nuestra ciudad. Y digo a personas, para que quede bien claro que apenas dedica tiempo a criticar la gestión municipal, pues ello conllevaría análisis y síntesis de los múltiples ámbitos de la misma, es decir, tiempo y esfuerzo, en definitiva… trabajo.

Y trabajo es lo que hace falta en estos momentos de crisis. Y no solo me estoy refiriendo al trabajo que se precisa al frente de la delegación provincial de Trabajo, cuya jefatura detenta. Me refiero al trabajo que todos los ciudadanos esperan de sus concejales, oposición incluida. También me refiero al trabajo que muchos que lo han perdido quieren recuperar, y a quienes hemos de ayudar con todo nuestro empeño. Asimismo, al trabajo que todos hemos de desarrollar para superar los embates de esta crisis.

Crisis que, dadas la miopía y deficiente liderazgo demostrados por ZP hasta la fecha, mucho nos tememos que acabe en depresión. De momento estamos instalados en la recesión, con datos horribles del paro, y peores expectativas. Con políticas más estéticas y efectistas que realistas o eficientes.

Los ciudadanos de a pie, el pueblo llano, no hemos tocado ni un euro de todos esos planes que se han venido anunciando a bombo y platillo por todos los medios de comunicación. ¿Qué les pasa, señores del PSOE? ¿Es que siguen creyendo que nos van a seguir engañando y embaucando eternamente? ¿Cuándo harán de la Verdad una de sus virtudes?

Primero dicen que no hay crisis, después que hay una suave desaceleración, y hacen como que se enteran de que hay crisis cuando el sistema financiero mundial está a punto de derrumbarse. Y claro, como hacían como que no veían la crisis, pues podían seguir con su discurso del ‘buen rollito’ y del ‘aquí no pasa nada’. Y todo esto en 2008, cuando las personas en paro ya habían aumentado en prácticamente un millón. ¿Es que a ustedes no les interesan las personas, sus problemas, sus sentimientos?

Los votantes también somos personas, con familias, con sentimientos, con principios, honradas y veraces, a quienes podrían llegar a indignar sus exabruptos si no fuera porque conocemos la pasta de que están hechos.

Puesto que quienes se pasan la vida sin hacer otra cosa que criticar a otras personas ­– lo que acertadamente se denomina crítica destructiva – suelen granjearse el descrédito de quienes les rodean. Eso sí, todos sabemos que atacar a personas es tremendamente fácil, no hace falta tener muchas luces, ni siquiera ganas de trabajar.

Y nosotros sabemos que de esta crisis hemos de salir a base de mucho esfuerzo e innovación, mucho trabajo por parte de todos los estamentos sociales, mucho trabajo por parte de todas las personas. Toda ayuda, bienvenida sea; siempre y cuando no fomente una actitud equivocada y pasiva de esperar a que otros nos saquen las castañas del fuego. Hemos de ponernos todos en acción y trabajar con lo que todavía conservamos, que no es poco. Con ánimo, con realismo, aunque sin falsas expectativas, sin pensar que las cosas se arreglarán solas por el mero transcurso del tiempo. Entre todos hemos de sacar la fuerza interior que nos permita sobrellevar y superar las dificultades y retos que nos plantea y seguirá planteando esta crisis de alcance y consecuencias imprevisibles a día de hoy. Con inventiva y trabajo, apoyándonos unos en otros solidariamente, lo lograremos las personas que componemos este maravilloso mosaico social que es Castellón, mi tierra.

Gaspar Llinares

Anuncios