GRANDES CORPORACIONES E INDUSTRIAS

GRANDES CORPORACIONES E INDUSTRIAS

1. INTRODUCCIÓN

La Comunidad Valenciana precisa canalizar dos retos que, pese a su escasa repercusión actual en la opinión pública, son de indudable trascendencia:

  • Atraer grandes corporaciones
  • Lograr la implantación de grandes industrias

En ambos casos, la repercusión en puestos de trabajo – directos e inducidos – es de gran importancia. Además del incremento en impuestos – directos e inducidos – y tasas para las AAPP de la CV, de no menor significación.

Pero, sobretodo, lo importante es el avance cualitativo hacia nuestra capitalidad europea y la convergencia con los países más avanzados en las estructuras productivas, actualmente desequilibradas en exceso hacia las PYMES. Sin olvidar la innegable carga tecnológica, innovadora y de sofisticación que suele ir aparejada con las grandes corporaciones e industrias.

La Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana 2010-2030, como veremos a continuación, diagnostica dichas carencias o retos, aunque sin proponer soluciones claras a los mismos.

2. ESTRATEGIA TERRITORIAL DE LA COMUNIDAD VALENCIANA 2010-2030

El Decreto 1/2011, de 13 de enero, del Consell, aprobó la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana 2010-2030 (ETCV). En su Título Preliminar, la Directriz 3, Epígrafe 2, Objetivo 2 se enuncia: Situar el área urbana de Valencia dentro del conjunto de las grandes metrópolis europeas.

A continuación se reproducen algunos párrafos entresacados de los documentos de la mencionada ETCV:

  • En torno a la ciudad de Valencia se está configurando una región urbana de tres millones de habitantes que cuenta con un potencial extraordinario para liderar las urbes de la Euro­pa meridional.
  • Pero hay también aspectos que Valencia tiene que mejorar para alcanzar esta posición de liderazgo, los cuales pasan por aumentar el componente innovador del sistema productivo, el tamaño del sector financiero, o la complejidad de su estructura económica, que son ele­mentos indispensables para competir con éxito en la economía global del siglo XXI.
  • Entre otras, las oportunidades territoriales del Área Funcional de Valencia son las siguientes: 1. La posición geográfica respecto al arco mediterráneo y al centro de la península. 2. Las posibilidades de relación con el continente africano. 3. Patrimonio ambiental de extraordinario valor y diversidad. 4. Patrimonio cultural y paisajístico monumental. 5. Amplitud territorial para su expansión interior. 6. El mayor puerto comercial del Mediterráneo. 7. Elevadas pautas de modernidad y tolerancia. 8. Contenedores culturales de relieve internacional. 9. Tejidos urbanos idóneos para la atracción de talentos. 10. Universidades punteras a escala internacional. 11. La llegada de la alta velocidad. 12. Fuerte personalidad urbana y territorial. 13. Una de las mayores longitudes de playas urbanas del Mediterráneo. 14. La Huerta y el comercio de proximidad. 15. Crecimiento extraordinario del turismo urbano. 16. Clima con elevado nivel de confort. 17. La mayor área industrial al sur del paralelo 40º en Europa. 18. La posibilidad de crear una red de bulevares urbanos conectados con la Infraestructura Verde del territorio. 19. Precios de la vivienda relativamente bajos. 20. Las posibilidades de cooperación municipal y formación de redes de ciudades. 21. Los sistemas de plataforma reservada para el transporte público. 22. La calidad y posibilidades del sistema rural del Área Funcional de Valencia. 23. Uno de los aeropuertos con mayores crecimientos de tráfico. 24. Las grandes posibilidades de la industria cultural, la medicina y las energías renovables. 25. El conocimiento de la marca Valencia en el resto del mundo.
  • Para aprovechar estas oportunidades territoriales y mejorar la calidad de vida de los ciu­dadanos y el desarrollo sostenible del territorio, sobre el Área Funcional de Valencia se propone una gran visión estratégica con el horizonte del 2030 que consiste en “situar a Valencia y su entorno urbano dentro de las grandes áreas metropolitanas euro­peas”.
  • Análisis DAFO de Valencia:

Debilidades

01 Reducida inversión en I+D e insuficiente entorno innovador.

02 Insuficiente tamaño funcional respecto a las grandes áreas urbanas europeas (sedes de empresas europeas, sector financiero, etc.)

03 Insuficientes conexiones aeroportuarias directas.

04 Insuficiencias en cuanto a masa crítica investigadora.

05 Insuficiente relación entre los sistemas de investigación, empresarial y financiero.

06 Insuficiencias y retrasos en determinadas infraestructuras de vertebración externa.

07 Un único acceso portuario.

08 Huella ecológica elevada.

09 Insuficiente complejidad de su estructura económica.

10 Baja calidad de sus conexiones con Alicante.

11 Insuficiente masa crítica de capital-riesgo.

12 Sistema de transporte público excesivamente radiocéntrico.

3. GRANDES INDUSTRIAS. IMPLANTACIÓN

La implantación de un gran establecimiento industrial o de servicios – PROYECTOS TRACTORES –  es favorecida por:

1)      Cercanía a población – cualificada, preferiblemente. De ahí la preferencia por las grandes urbes

2)      Cercanía de servicios especializados: logística, consultoría, mantenimiento, reparaciones, repuestos y demás suministros

3)      Infraestructuras de todo tipo, especialmente las digitales (en la CV hay zonas de sombra digital, y no solo en el interior), sin olvidar las infraestructuras de investigación

4)      Solar adecuado a costes razonables

5)      Costes conocidos de licencias, tramitaciones, proyectos, inspecciones y permisos

6)      Plazos seguros de aprobaciones previas y definitivas

7)      Seguridad jurídica, sobre todo en el proceso de implantación y puesta en marcha

8)      Generalmente, acceso a energía abundante y a precios competitivos

9)      En algunos casos, clima adecuado (e.g. industria del silicio)

10)  Buena imagen y amplio reconocimiento de la ubicación

11)  Sanidad y educación de calidad. Universidades

12)  Posibilidades de ocio y entretenimiento. Actividades culturales y eventos

La Comunidad Valenciana está bien posicionada en términos generales, aunque sería factible mejorar de forma sustancial adoptando las siguientes medidas:

  1.         I.      Centralización en un único departamento administrativo – preferiblemente una Secretaría Autonómica, por motivos de jerarquía – de todo aquello que pueda afectar a grandes establecimientos y/o grandes empresas. Este departamento se nutriría de los funcionarios más confiables de las distintas áreas de la GV: urbanismo, industria, comercio, infraestructuras… Los informes que pudiera recabar de otras AAPP o empresas suministradoras (telecomunicaciones, energía, agua, etc.) serían prioritarios por disposición legal (fundamentada en la emergencia económica).

A su vez, se coordinaría con la promoción exterior para la captación de proyectos tractores, vía IVEX, etc. En este sentido, actuaría como Lobby público-privado para la captación de inversiones y la atracción de grandes corporaciones.

  1.       II.      Generación de grandes solares en corredores lineales frente a grandes infraestructuras – lineales – de transporte. Un ejemplo paradigmático del éxito de esta estrategia es el Dulles Corridor (http://dullestechnologycorridor.com/ ) emplazado junto a la autovía que discurre entre el Aeropuerto Internacional Dulles y Washington (30+ Km). En él se sitúan los dos condados con la renta per capita más elevada de EEUU, muchas de las principales industrias de Internet, 575.000 empleos, 30.000 negocios, etc.

La primera ventaja de esta solución la constituyen los reducidos costes y plazos previos o iniciales y de mantenimiento, dado que las infraestructuras (agua, electricidad, saneamiento, telecomunicaciones…), así como el transporte público, son lineales por su propia naturaleza. Asimismo, por su ubicación, queda resuelto el coste de los accesos a infraestructuras del transporte y centros de población.

En segundo lugar, posibilita una inversión escalonada en infraestructuras, pues bastaría con abrir un sencillo vial entre dos accesos de autovía e implantar una galería de instalaciones. Posteriormente, las instalaciones se irían implementando o ampliando a demanda. A diferencia de los presentes polígonos o parques industriales y empresariales, donde se ha de efectuar toda la inversión antes de siquiera poder comenzar las obras en las parcelas. Además, la red de baja tensión y centros de transformación, y posiblemente el alumbrado público, serían innecesarios.

En tercer lugar, la disponibilidad de las parcelas sería prácticamente inmediata. En un principio, quizás habría que seguir recurriendo a la Declaración de Interés Comunitario, o bien a las nuevas herramientas legales que se deriven de la ETCV2030.

En cuarto lugar, estas implantaciones tendrían un efecto atenuante positivo de la contaminación y de barrera acústica de las infraestructuras de transporte que acompañan. Se cuidaría la estética del frontal de las parcelas, muy retiradas de la infraestructura del transporte, donde se ubicarían las zonas verdes y de aparcamiento del establecimiento.

En quinto lugar, el establecimiento tendría espacio de expansión por detrás, exclusivo para el mismo.

En sexto lugar, el solar sería configurable a demanda del inversor, pues la longitud de fachada – se sugiere que se fijen mínimos de fachada – la fijaría el adquirente.

Por último, los nodos o cruces de grandes infraestructuras del transporte serían puntos ideales para la concentración de servicios: galerías comerciales, bancos, oficinas, hoteles, restaurantes, etc.

Lógicamente, se sugiere la implementación de salvaguardas para evitar la especulación improductiva.

4. GRANDES CORPORACIONES. ATRACCIÓN

La implantación de la sede de una gran corporación es favorecida por:

1)      Existencia de un CBD (Central Business District o Distrito Finaciero), tal como, Southern Manhattan en Nueva York, The Loop en Chicago, etc.

2)      Edificios de prestigio. Preferiblemente rascacielos. Las grandes corporaciones tienen una acentuada afinidad por los edificios altos y los centros de poder, donde desarrollan su máxima eficiencia. Las corporaciones son organizaciones complejas, sofisticadas, y no hay edificio más complejo y sofisticado que un rascacielos. Aparte del hecho de que, a partir de 2.000 m2 las comunicaciones horizontales se hacen cada vez más engorrosas, favoreciendo la verticalidad, la cual a su vez suele acomodarse a la verticalidad del organigrama de la propia corporación.

3)      Espacio ocupable de inmediato, a costes razonables, generalmente de alquiler a largo plazo. Disponibilidades en el rango de 5.000 á 20.000 m2, y en el de más de 20.000 m2.

4)      Excelente accesibilidad del CBD, y de este al Aeropuerto Internacional. Transporte privado y público de gran capacidad

5)      Aeropuerto Internacional con conexiones internacionales y nacionales de gran operatividad. Servicios VIP (helipuertos, limusinas… )

6)      Población altamente cualificada. Sociedad sofisticada

7)      Servicios avanzados: financieros, consultoría, congresos, hoteles 5*, logística…

8)      Infraestructuras de todo tipo, especialmente las digitales y para convenciones o congresos

9)      Buena imagen y amplio reconocimiento de la ciudad donde se ubica el CBD, y del propio CBD

10)  Sanidad y educación de calidad. Escuelas de negocios de prestigio

11)  Ocio y entretenimiento. Comercio de lujo. Golf, náutica, hípica…

12)  Actividades culturales y eventos internacionales

La Comunidad Valenciana para posicionarse en este campo, debería plantearse la generación de CBDs de nuevo cuño. Ejemplos del éxito de esta estrategia serían Canary Wharf en Londres (http://www.canarywharf.com/ ), o La Défense en París (http://www.ladefense.fr/ ).

Las fórmulas de financiación empleadas son muy variadas, tendiendo a conjugar las ventajas de la iniciativa privada con la seguridad que ofrece la participación pública. Incluso en una sociedad tan amante del capitalismo como la neoyorkina, ha sido muy relevante el papel de su Autoridad Portuaria.

Asimismo, la concentración de antenas de telecomunicaciones, que desde un rascacielos pueden tener grandes alcances, puede ser una importante fuente de financiación. Además de proporcionar un favorable impacto ambiental, tanto en montes cercanos como en edificios residenciales de las zonas metropolitanas.

Estos Distritos Financieros también podrían facilitar la concentración de departamentos administrativos de las AAPP, actualmente muy dispersos por las ciudades. Esto facilitaría la prestación de servicios al ciudadano, así como una mejor coordinación interna (caso de ayuntamiento de Tokio, sito en un rascacielos). Las AAPP son quizás las únicas instituciones u organizaciones que tienden a dispersar sus instalaciones.

A priori, la zona más atractiva de Valencia a estos efectos es la que se encuentra en las proximidades de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias, la cual tendría unas sinergias similares a las de la Ópera de Sydney con su CBD, o bien el de las infraestructuras culturales de Manhattan. Sin olvidar la proximidad a la fachada marítima (waterfront), tan valorada últimamente.

En Alicante, debería ubicarse en un espacio entre Alicante y Elche, no lejos del mar ni del Aeropuerto e Institución Ferial.

En Castellón, o bien en la zona del Estadio Castalia, o quizás en las cercanías del Puerto.

5. RESUMEN

En definitiva, se proponen dos actuaciones a corto plazo y de coste relativamente reducido, asumible, que repercutirían de forma inmediata en la viabilidad de nuevas implantaciones industriales, y una actuación a largo plazo que requeriría un complejo esfuerzo inversor y de gestión público-privado. Esta última, inevitable si se sigue adelante con el objetivo de situar el área urbana de Valencia dentro del conjunto de las grandes metrópolis europeas.

En el caso de la generación de un Distrito Financiero, la fase de planificación, concursos de ideas, proyectos, etc. duraría varios años. Y esta fase no requiere grandes inversiones, y por contra supone una notabilísima proyección internacional.

La salida de la crisis puede asemejarse a una Operación Acordeón, en la que reducimos para a continuación ampliar o expandir. Y, a la vez que se explica a la sociedad los ajustes actuales necesarios, conviene también transmitir que gracias a ellos habrá una expansión que se tangibiliza en actuaciones concretas, programadas.

No es sencillo, pero conviene transmitir un realismo esperanzador, basado en el esfuerzo colectivo y la tenacidad, encaminados a lograr objetivos ambiciosos pero posibles y concretos.

Gaspar Llinares

Anuncios