UN DRAMA EN 5 ACTOS

UN DRAMA EN 5 ACTOS

La escala de las fuerzas que actúan en la economía global es tan grande que la situación económica y política – “drama de cinco actos” – está tardando años en desarrollarse.

Desde una perspectiva histórica, estamos siendo testigos de la culminación de ciclos económicos que han durado más de 200 años, extendiéndose hasta la revolución industrial. Estos ciclos obviamente afectan a las naciones industrializadas y China. Teniendo en cuenta el tiempo que se emplea en los ciclos, podemos anticipar que esto tendrá un impacto generacional y no se completará durante décadas.

La Gran Crisis Financiera – GFC, por sus siglas en inglés – fue el primer acto del drama, y la recuperación posterior es el segundo acto. El segundo acto acaba de ser completado. La fortaleza de la recuperación desde el GFC ha sido sorprendente. Sin embargo, este es un testimonio de los “espíritus animales” – animal spirits – que han impulsado los mercados alcistas y la actividad económica boyante desde los 1980 hasta finales de 2007. Es el ámbito de los mercados alcistas, que dan lugar a lo que está sucediendo ahora. Curiosamente, George Soros – el financiero multimillonario – lo ha calificado como una “obra de 3 actos”. No está teniendo en cuenta los intentos de recuperación. El tercer acto ya está en marcha, y como en las obras de teatro, aquí es donde el drama revelará la dirección y el impulso de lo que vendrá en los próximos 5-8 años.

En efecto, la recuperación de la GFC ha sido en realidad una reacción frente al colapso masivo de los mercados financieros. La recuperación ha sido impulsada por las inyecciones masivas de dinero en efectivo – léase impresión de dinero – en las economías industrializadas. En la actualidad, muchos de los mercados presentan mayores niveles de sentimiento alcista (positivo)
de lo que hicieron en sus máximos históricos de 2007. Y, sin embargo, estos mismos mercados no están ni siquiera cerca de sus máximos de 2007. El oro ha sido un vehículo de inversión preferido, pues mucha gente predijo que los estímulos de los gobiernos serían inflacionarios. Aunque el oro haya tenido cotizaciones récord en los últimos 2 años, las rentabilidades han sido inferiores a las expectativas.

El hecho es que la burbuja de inversión más grande de la historia de la humanidad se está desarrollando según lo previsto. Todas las burbujas económicas regresan al punto de partida desde donde surgieron. El Acto III es cuando se reconoce el verdadero estado de las cosas. La gravedad, la velocidad y la implacabilidad de los acontecimientos en el tercer acto será impactante. El juego principal desde el año 2007 ha sido y sigue siendo la deflación, y es el juego principal en curso.

Los mercados bursátiles y de materias primas han terminado o están a punto de completar sus máximos de recuperación, y de comenzar otra fase de mayor venta. El Acto III será una caída devastadora y prolongada de los activos financieros, valores que afectan a los mercados de crédito, los mercados bursátiles, materias primas, bienes raíces y su efecto en la operación de las economías, el crecimiento económico y el empleo. Los mercados financieros iniciarán otro proceso escalonado a la baja en lo que puede considerarse una “escalera de la desesperación”. Cada rally alcista, o la recuperación de los mercados, dará lugar a nuevas e importantes caídas, y esto se extenderá a la economía en general en un clima de miedo, donde la ira y el pánico estarán a la orden del día. Al igual que la primera GFC, comenzará lentamente y en silencio, pero cuando esté por su mitad será la tormenta de la que todo el mundo estará hablando. Esperamos que el tercer acto dure entre 18 meses y 2 años en completarse. Puede esperar que todas las clases de activos disminuyan su valor, a excepción quizás del dólar USA y el dinero en efectivo. Habrá una apreciación masiva del valor del dinero en efectivo una vez se desaten las fuerzas deflacionarias.

Una crisis por la implosión de la deuda será uno de los factores desencadenantes. En Europa, como mucha gente sabe, es deuda soberana. En los EEUU, se llama deuda municipal y federal, y un Congreso paralizado. En China, malas inversiones masivas basadas exclusivamente en el crecimiento de la oferta monetaria. Tanto en Europa como en los EEUU hay todavía altos niveles de deuda hipotecaria y comercial. Otro factor es la confianza, que ya ha sido gravemente mermada.

La mayoría de los gobiernos no tienen capacidad financiera para defenderse de otra GFC. La mayor parte de sus municiones se empleó con la GFC. Las tasas de interés permanecerán cerca de cero, dejando a los bancos centrales escaso margen de maniobra. Una paradoja interesante ocurre cuando las tasas de interés tienden a cero. Los inversores prefieren sentarse con su dinero, en lugar de prestarlo con el correspondiente riesgo del crédito.

Una de las muchas cosas interesantes sobre el tercer acto es que habrá ese momento, tal y como sucedió en la GFC, cuando la gente piense: “¡Uh, oh! ¿Qué hemos hecho?” Ese momento ocurrió en la GFC cuando Lehman Brothers colapsó. En el próximo “momento ¡uh oh! ” eso pasará cuando las personas comiencen a darse cuenta de que los gobiernos son realmente incapaces de detener las fuerzas en juego. Que son, en efecto como rehenes de las mismas, como todos los demás. Ese momento representará el hito a medio camino en el desarrollo del drama de cinco actos. De hecho, como un factor de nivel inferior en sí mismo, los gobiernos son en realidad parte del problema. Ese momento podría llegar tan pronto como a finales de 2012 o principios de 2013.

Alrededor de ese momento, también será posible predecir con mayor precisión el tiempo que va a durar la siguiente contracción económica. Baste decir que, a partir de ahora hasta cualquier momento entre 2015 y 2018, se vivirán unos tiempos difíciles.

Antes de que se complete el “drama de cinco actos”,  habrá un Cuarto Acto que volverá a ser una especie de intento de recuperación. Para entonces, las cosas estarán claras para todo el mundo. El estado de ánimo social se convertirá en oscuro, y esto también se expresará a través de la música, las artes, la moda, la delincuencia, el humor y el drama político. El Acto Cinco, el último acto, será la última venta y la capitulación de los mercados y las personas, a partir de lo cual comenzará lentamente una nueva y sostenida recuperación económica. Sin embargo, para cuando ese momento haya llegado, se habrá cambiado la naturaleza de nuestras sociedades y la manera en que nos relacionamos con las personas y entre las naciones . Las discusiones acerca de por qué tenía que suceder ya habrán avanzado sustancialmente.

Peter Twigg at http://emergingevents.com/

Anuncios